Carros Seguro De Auto

Lo que debes saber cuando eliges un seguro de tu auto

Choques pequeños o grandes, rayones, robos… Tener un vehículo es sinónimo de póliza de seguro. Además de que en la mayoría de países del mundo es obligatorio cumplir, al menos, con el seguro de responsabilidad civil (daños a terceros), conducir conlleva tantos riesgos que es mejor estar prevenido con un seguro a la hora de cualquier accidente, por leve que sea.

En el siguiente artículo te enseñamos lo que debes conocer para elegir la póliza de seguro que mejor se adapte a tus necesidades financieras y de protección.

En general, las compañías aseguradoras ofrecen las pólizas de Responsabilidad Civil Obligatoria (RCO), y paquetes que incluyen seguro del conductor, asistencia jurídica, asistencia de viaje, personal y de salud, coberturas por robo o por incendio, vehículo de sustitución y, la suma de todas estas: la póliza a todo riesgo.

Como mencionamos al principio, la póliza RCO regularmente es obligatoria en la mayoría del mundo solamente para poder conducir tu vehículo propio en las calles. Según el medio español ABC, es ideal para cuando un carro no se utiliza como medio de producción, sino de uso doméstico reducido, así la prima y los gastos mensuales no serán muy altos.

“Es recomendable optar por un (seguro) de terceros ampliado a partir de cinco años de antigüedad del vehículo y por una cobertura de terceros básico a partir de los 10 a 15 años” del automóvil, sobre todo porque los gastos por accidentes menores dejarán de ser cubiertos por la póliza, reseña el artículo publicado en ABC.

Las pólizas de seguro ofrecen paquetes más especializados, dependiendo de las necesidades del cliente. Para tomar esta decisión, debes analizar tu entorno, tu actividad y para qué utilizas tu carro y, sobre todo, tu situación financiera, pues a medida que hay más beneficios, los costos tienden a aumentar.

Hay planes que ofrecen seguro al conductor, para los daños que sufra el chofer que causa un accidente vial (recuerda que el RCO cubre solo los daños a terceros). Por otra parte, está la asistencia en viaje, que es ideal si sueles viajar mucho con tu vehículo, y ofrece respaldo de grúas, gasolina, caucho espichado, etcétera.

La “asistencia a personas” incluye cobertura médica en caso de accidentes, gastos hospitalarios… y la asistencia jurídica se refiere a la cobertura de gastos legales al momento de una posible demanda por siniestros.

Dependiendo del modelo y marca del vehículo, así como de su antigüedad, hay un seguro que incluye “revisión técnico mecánica gratis”, que aunque aumenta el costo de la póliza, expertos aseguran que, a la larga, se convierte en un ahorro para el conductor, porque sirve para detectar desperfectos a tiempo.

Elegir todo riesgo

Normalmente, la cobertura de la RCO es suficiente, sobre todo si conducimos un vehículo usado. Expertos en materia aseguradora coinciden en que debes optar por una póliza integral “todo riesgo” que suele incluir reembolso por robo e, incluso, por incendio del vehículo, así como las coberturas mencionadas más arriba, si tu vehículo es recién comprado o tiene tres años de haberlo adquirido.

Según estimaciones generales, dentro de los primeros dos años de uso, el seguro puede reintegrarte hasta el 100 por ciento del valor del carro nuevo en caso de robo, choque pérdida total o quema del auto. Es lo que www.motorpasion.com denomina “sacarle provecho” al seguro.

ABC de España continúa con que contratar un seguro por robo para nuestro vehículo es una oportunidad de ahorrar “siempre que nuestro coche no sea muy atractivo para los ladrones o duerma en un lugar inseguro”. Este tipo de póliza solo reintegra robo a las piezas originales del carro.

Prima y deducible

La prima es la cuota inicial que se paga para poder contratar la póliza de seguro, cuyo monto variará dependiendo de una serie de condiciones. Las compañías aseguradoras basan sus parámetros en las estadísticas de accidentes viales, las cuales posicionan a los conductores menores de 25 años como los más propensos a generar siniestros, por lo que si no sobrepasas el cuarto de siglo, la prima aumentará un tanto.

La prima aumenta también se incrementa debido a la antigüedad del vehículo y la cantidad de accidentes ocurridos durante el año de cobertura de la póliza anterior (en caso que renueves seguro con la misma compañía).

Si conduces muchos kilómetros al año, es un factor que se considerará para incrementar el costo de la prima. Si tienes más de 25 años, conduces con responsabilidad, tu auto no es muy viejo, conduces pocos kilómetros al año y vives en zonas con bajo índice criminal, la prima tendrá el menor costo posible para contratar tu seguro, según reseña www.motorpasion.com

A la hora de contratar tu seguro deberás leer las letras pequeñas y conocer si tu seguro tiene deducible, en qué casos aplica y de cuánto es. Generalmente, los deducibles son del 10 por ciento del monto, pero variará de acuerdo con la compañía aseguradora.

La organización DMV.org recomienda investigar la fiabilidad de la compañía aseguradora como uno de los criterios para elegir tu póliza, con el fin de evitar inconvenientes molestos al momento de un accidente: Recuerda que tu compañía de seguros es la encargada de honrar los gastos por los que tú pagas una mensualidad y, lo ideal, es que la compañía cumpla puntualmente.

Dato importante: mientras más pólizas de seguro solicites y compares, podrás tomar una mejor decisión. En CotizaSeguro.com podrás obtener información de cotizaciones de varias compañías y sus ofertas y beneficios para asegurar tu vehículo, de acuerdo con tus posibilidades económicas.

Cotiza Seguro

marshel@cotizaseguro.com


Top