Comprando Primer Vivienda

10 cosas que NO debes hacer con tu primera vivienda

Tienes un dinero ahorrado y crees que es hora de invertir en un techo propio ¡Bravo! Tener casa propia es una de las mejores formas de garantizar bienestar a ti y tu familia a largo plazo… pero quienes no tienen mucha experiencia en el mercado inmobiliario suelen incurrir en ciertas “novatadas”.

En el siguiente artículo te explicamos los 10 errores más comunes de quienes compran vivienda por primera vez… y que NO debes repetir:

1) No saber negociar el precio: Muchas veces perdemos una oportunidad de negocio por querer regatear más de lo debido la oferta del vendedor. Antes de caer en esto, es mejor preguntar si está dispuesto a negociar y ser flexible ante los términos de quien vende la casa.

2) Endeudarte más de la cuenta: Sí, encontraste “la casa de tus sueños” pero… ¿El precio se ajusta a tu realidad financiera? ¿Pagar las cuotas de la hipoteca te permitirá seguir costeando los servicios básicos y tus gastos personales? Son preguntas que debes hacer antes de cerrar el negocio por un inmueble.

3) Olvidar otros gastos de la compra: Al adquirir un inmueble no solo pagas el costo del mismo. Están gastos de Impuesto al Valor Agregado (IVA), pagos al registro, notaría, agente de bienes raíces (si aplica)… Generalmente, estos incrementan un 10 a 15 por ciento el gasto neto de la vivienda.

4) Comprar con la intención de cambiarlo todo: ¿No será más económico comprar un inmueble que se adapte a tus necesidades que comprar uno y gastar en remodelaciones? Haz la relación de costos de la construcción-remodelación que quieres hacer versus adquirir el inmueble con la distribución que deseas antes de tomar esta decisión: Puedes terminar remodelando tu casa por años antes de poder costear lo que quieres.

5) Olvidar el entorno: Tus necesidades son lo principal. Acceso al transporte público, cercanía con escuelas y hospitales, tranquilidad y seguridad de la zona… son aspectos que deberás evaluar antes de “enamorarte” de la casa o apartamento por su amplitud, decoración o precio. Si no tienes automóvil y por la zona no circula el transporte, a la larga gastarás más dinero tomando taxis o pagando un chofer.

6) Desestimar que tu familia puede aumentar (o disminuir): Si tienes pensado tener hijos a corto plazo, un apartamento tipo estudio no será la mejor opción. Por otra parte, si tus hijos están a punto de mudarse de casa, quizás el inmueble se haga muy grande (y costoso) para seguir manteniéndolo.

7) Adquirir la primera vivienda que ves: No juzgues un libro por su portada, dice un antiguo refrán. La primera impresión de una casa, apartamento, town house… no lo es todo. Debes tomar en cuenta todo lo que hemos explicado hasta ahora. Recuerda que mientras más casas o apartamentos visites antes de tomar una decisión, mejor.

8) No tener asesoría legal: Hay que leer las letras pequeñas del contrato compra-venta y siempre, pero siempre, es necesario tener un abogado o al menos un agente bienes-raíces que nos respalde y asesore.

9) Tomar la hipoteca con un novio: Ya sabes lo incómodas que pueden ser las rupturas… ¿Te imaginas una con una deuda de por medio? Por lo general, no se recomienda que adquieras una hipoteca en conjunto, menos si no sabes cómo va a terminar la relación.

10) Confiar plenamente en el banco: Recuerda que entre más opciones de créditos hipotecarios hayas consultado, seleccionarás mejor la entidad que prestará el crédito y los plazos acorde con tus requerimientos.

En CotizaSeguro.net puedes obtener cotizaciones de varios bancos para saber sus ofertas de créditos hipotecarios y elegir la que mejor se ajuste a tus requerimientos y capacidades de pago. ¡Cotiza con nosotros de forma rápida y segura!

(Para este artículo se consultaron publicaciones de Wall Street Journal, El País y compracasa.about.com)

Cotiza Seguro

marshel@cotizaseguro.com


Top